COMUNICADO

La Cámara de Microfinanzas (ASOMIF); ante las recientes manifestaciones populares y estudiantiles reprimidas en los últimos días y que han enlutado el hogar de numerosas familias nicaragüenses, víctimas de la falta de respeto a los derechos humanos, particularmente la libertad de expresión, la movilización pacífica y la garantía a la vida, expresamos nuestra solidaridad con los familiares de los estudiantes y ciudadanos que perdieron la vida en estas circunstancias y considerando que la justicia es condición esencial para el dialogo; expresamos:

1. Respaldo al diálogo sincero y transparente como un mecanismo privilegiado de solución de las controversias sociales.

2. La importancia que la mesa del diálogo se active a la mayor brevedad, con actores representativos, para que sus resultados sean creíbles y Nicaragua recupere la paz y armonía, la estabilidad económica y social, la seguridad ciudadana y la democracia, para todos con respeto a las minorías.

3. La urgente autorización para que se instale la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (CIDH), previo al diálogo.

4. Adhesión a los postulados y condiciones propuestas por el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP).

5. Respaldo a las garantías que ofrece la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) como mediador del dialogo con la participación de todos los sectores que representan actualmente a la población.

Como Cámara empresarial directamente vinculada, mediante sus instituciones afiliadas a las necesidad de los micro pequeños y medianos empresarios y sectores pobres de la población, que están siendo afectados por el impacto de la crisis en sus negocios y en su capacidad de generar ingresos para cumplir con sus obligaciones y garantizar el sustento diario de sus hogares; expresamos nuestra preocupación sobre la necesidad de acelerar el diálogo que permita reducir las tensiones, despejar las incertidumbres y restablecer el clima de negocios y de inversión privada nacional y extranjera, que dinamice nuestra economía, impulse el crecimiento y el empleo, y reduzca la desigualdad y la pobreza.

Finalmente, instamos a todos los actores participantes en el diálogo a ser constructores de una solución pacífica en beneficio de la nación, basada en los principios de estabilidad democrática, unidad y paz.
Managua, 07 de mayo de 2018.

No hay comentarios

Agregar comentario